Hummus

Hummus

Ingredientes para el remojo y cocción de los garbanzos para el hummus.

  • 1/2 kg. (de 2 a 2 1/2 tazas) de garbanzos. Es muy importante utilizar garbanzos frescos y pequeños.
  • 2 cucharadas colmadas de sal gruesa
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 3-5 dientes de ajo
  • 1 cebolla pequeña

Si dispone de poco tiempo, se pueden usar garbanzos cocidos en bote. Sólo es necesario quitar la piel. No tiene el mismo sabor, pero también puede obtener un buen hummus.

Ingredientes para la preparación del hummus.

  • 300 gr. (1 1/4 taza) de tahin
  • 1 1/2 taza del agua de cocción (o agua mineral para los garbanzos de bote)
  • 1 cucharadita de sal
  • zumo recién exprimido de 2 limones pequeños o de un limón grande
  • 1 cucharadita de comino

Ingredientes para la presentación del plato.

  • pimentón y comino
  • aceite de oliva extra virgen

Elaboración.

  1. Extender los garbanzos sobre una bandeja y eliminar las impurezas o aquellos garbanzos que no tengan buena apariencia (rotos, arrugados o de color extraño). Este proceso es muy importante para elaborar un hummus más sabroso.
  2. Enjuagar los garbanzos hasta que el agua esté completamente limpia y transparente.
  3. Poner 2 cucharadas colmadas de sal gruesa en un bol. Rellenar con agua abundante y añadir los garbanzos. Dejar en remojo durante toda la noche o al menos durante 8 horas. En verano, tras 2 ó 3 horas es necesario poner el recipiente en el frigorífico. Es importante reemplazar el agua cada pocas horas o al menos una o dos veces durante el remojo. Con cada cambio de agua es necesario poner sal en el fondo del bol.
  4. Transcurrido el tiempo de remojo, enjuagar los garbanzos.
  5. Poner los garbanzos en una olla. Añadir bastante agua hasta una altura de unos 5-7 cms. por encima de los garbanzos.
  6. Agregar el bicarbonato de sodio, la cebolla y el ajo. En este punto puede agregar más verduras al gusto, por ejemplo, perejil. En cualquier caso, no añada más sal.
  7. Llevar el agua hasta el punto de ebullición. Reducir el fuego y cocinar a fuego suave durante 45 minutos. El tiempo de cocción puede variar dependiendo del tipo y calidad del garbanzo). De vez en cuando es necesario quitar la espuma que se forma en la superficie del agua y las pieles que flotan, y después remover los garbanzos. Los garbanzos están listos cuando se pueden aplastar fácilmente con los dedos. Deben ser suaves, pero firmes. Si mientras cocina observa que las pieles no se separan de los garbanzos, después de media hora de cocción retire los granos en un bol con una espumadera, enjuágelos, frótelos con las manos y vuelva a ponerlos en la olla para continuar con la cocción. Las pieles ahora deberían romperse fácilmente y flotar.
  8. Tras el tiempo de cocción, retire las verduras de la olla. Guarde el ajo para utilizarlo más tarde. Cubra la olla y colóquela en el frigorífico hasta que se enfríe completamente.
  9. Escurrir los garbanzos y guardar el caldo de cocción para utilizarlo también más tarde.
  10. Poner los garbanzos en un procesador de comida o batidora con el ajo y una taza del líquido de cocción. Mezclar durante 2-3 minutos hasta obtener una pasta suave. Es importante que los garbanzos no se calienten durante la molienda. Por lo tanto, si puede controlar la velocidad del procesador de comida, debe hacerlo con velocidad baja. Otra opción es dejar de vez en cuando el procesamiento y dar al hummus un poco de descanso.
  11. Agregar tahin y activar el procesador de alimentos durante otros 2 minutos a baja velocidad. Luego agregar el zumo de limón, el comino y la sal poco a poco. Si es necesario, añadir un poco más de agua de cocción en esta etapa.
  12. Es mejor comer el hummus unas horas después de su preparación. Tenga en cuenta que el hummus se espesa pasado un tiempo y que debe preparse menos denso de lo que se desea luego comer. Si quiere que sea más ligero, añada más líquido de cocción.
  13. Servir con aceite de oliva, perejil picado, comino y pimentón.