propóleo

Propóleo

El propóleo es un material resinoso que se obtiene de los brotes del álamo y de las coníferas. Normalmente no se encuentra disponible en su forma pura. Por lo general se obtiene de las colmenas ya que las abejas utilizan esta sustancia recogiendo los componentes del propóleo de las plantas para proteger sus colmenas.

El propóleo actúa como antiséptico, antiviral y antinflamatorio.

Tradicionalmente se ha utilizado para prevenir y tratar diversos procesos infecciosos relacionados con las vías respiratorias (resfriados, gripe, sinusitis, otitis, laringitis, bronquitis, asma, etc.), pero también se utiliza en dermatología para el tratamiento de abscesos, forúnculos, sabañones, grietas o verrugas.

El propóleo también se emplea para cuidar las cuerdas vocales, ya que protege esta parte de la garganta de infecciones y de los daños ocasionados por el frío.

colmena propoleo

Comparte el artículo