polen


Polen

El polen es un suplemento natural que se obtiene de las abejas. El polen es una especie de polvo fino producido por las flores que las abejas recogen de las plantas y lo transportan hasta el panal. Luego las abejas forman gránulos de color anaranjado, amarillo, verde o marrón a partir del polen y el néctar de las plantas.

El polen es un reconstituyente que mejora las condiciones vitales del organismo. El consumo de polen hace que el organismo se sienta más vigoroso, con mayor fuerza y con un deseo vital más intenso.

Estos efectos se producen por su contenido en carbohidratos, proteínas (22 aminoácidos esenciales), enzimas y fitoesteroles. También aporta vitamina B, pequeñas cantidades de vitamina B12, vitamina C y E, y diversos antioxidantes.

El polen no es adecuado para aquellas personas que sean alérgicas al mismo. Está indicado en casos de convalecencia o para prevenir la aparición de enfermedades al dotar al organismo de una mayor resistencia a las mismas. También es ideal para estados de ánimo bajo o decaimiento, o cuando nos sentimos cansados.

Igualmente es recomendable para los estudiantes para renovar sus fuerzas, su deseo de estudiar y mejorar la memoria. De la misma manera se pueden aprovechar de sus propiedades energéticas y revitalizantes los trabajadores que realizan grandes esfuerzos físicos, deportistas, amas de casa, etc.

Aquellas personas que sufran de estrés o se sientan irritados o deprimidos pueden mejorar su condición con el consumo de polen.

El polen puede mejorar las condiciones de las personas mayores al tener un efecto rejuvenecedor sobre las células del organismo y así retrasar los síntomas del envejecimiento.

El polen posee propiedades digestivas y, no sólo ayuda al buen desarrollo de la digestión, sino que también es capaz de controlar la diarrea o el estreñimiento. También posee propiedades bactericidas y antinflamatorias. Es capaz de eliminar o inhibir el desarrollo de numerosas bacterias que producen problemas intestinales como ayudar a rebajar la hinchazón y reducir el malestar que dichas anomalías conllevan.

Dichas propiedades antibacterianas y antinflamatorias también ayudan a mejorar los síntomas relacionados con problemas en el aparato respiratorio (resfriado, gripe, anginas, etc.).

La capacidad antioxidante del polen junto con el zinc y la vitamina C que contiene son un buen complemento para mejorar la visión y prevenir la aparición de diversas enfermedades de la vista como las cataratas.

El uso interno del polen de abeja mejora las condiciones de la piel. Resulta útil para disminuir el acné, las arrugas o el exceso de grasa.

El polen resulta especialmente indicado en casos de anemia ayudando a recuperar las fuerzas y a sentirse mejor.

Lo más frecuente es encontrar el polen en forma granulada. Se puede tomar de 1 a 3 cucharaditas al día mezcladas, por ejemplo, con una infusión. Es recomendable tomarlo en el desayuno ya que es un suplemento energético y vigorizante. También puede tomarse por la noche siempre y cuando no haya problemas de insomnio.

polen 2

Comparte el artículo