colágeno

Colágeno

El colágeno es una proteína de la que forma parte todos los músculos y huesos del cuerpo humano. Se calcula que, de todas las proteínas presentes en el cuerpo, una cuarta parte es colágeno. La misión principal de esta sustancia es la de formar fibras, a partir de las cuales se crean las principales estructuras del organismo. Es como el adhesivo que mantiene unidas a las diferentes estructuras y las dota de forma sólida y resistente.

Su presencia no es igual durante toda la vida. Mientras en los recién nacidos es muy abundante, en los adultos se va reduciendo lentamente a partir de los 25 años.

En la piel es un componente fundamental y representa el 70 % de su peso total. En los cartílagos, el porcentaje es de más del 65 %, mientras que en los músculos también es un componente mayoritario.

El colágeno cuenta con las siguientes funciones y propiedades:

  • Huesos: el colágeno se mezcla con los cristales de calcio y hace que ganen en resistencia y solidez.
  • Cartílagos: los cartílagos son el tejido suave y resistente que existe en las articulaciones. En estas partes del cuerpo, el colágeno crea estructuras con una alta concentración molecular capaces de absorber golpes de gran intensidad. Para configurar estas formaciones, se mezcla con unas sustancias del organismo presentes en los cartílagos denominadas condroitina y glucosamina.
  • Tendones y ligamentos: se asocia también con la proteína denominada condroitina para crear estructuras que sean resistentes, a la par que elásticas.
  • Piel: aquí guarda una especial relación con dos sustancias importantes en este órgano, como son la elastina y con la queratina. La unión de estos elementos hace que la piel sea fuerte, resistente y elástica.
  • Ojo: el colágeno se distribuye de una forma muy fina en la córnea, una membrana transparente de este órgano que permite el paso de la luz.

Por lo tanto, la toma habitual de colágeno proporciona los siguientes beneficios,

  • Puede disminuir el dolor, la inflamación, el edema y la rigidez de la artritis reumatoide, la osteoartritis, la artritis juvenil y la gota
  • Interviene en la reparación del tejido cartilaginoso
  • Fortalece los huesos, las articulaciones y las uñas
  • Mejora la firmeza de la piel y ayuda a cicatrizar las herida
  • Fortalece el cabello
  • Favorece la recuperación el cuerpo después del ejercicio
  • Ayuda a bajar de peso

Comparte el artículo